Inversión en comunidades 

HAF opera un programa de préstamos comunitarios en el continente americano para promover nuevas estrategias y aumentar el alcance de soluciones comprobadas que prometen producir una fuente continua de financiamiento con la que se rembolsará el capital invertido. En entrevistas iniciales a líderes de organizaciones comunitarias ha quedado claro que tienen necesidades específicas que van más allá de la típica campaña de recaudación de capital para un edificio. Lo que estas organizaciones necesitan son fondos para aspectos esenciales dentro de las estructuras que generarán ingresos y harán que los servicios se financien por sí mismos.


Las organizaciones comunitarias necesitan fuentes innovadoras de capital inicial para contratar personal y crear nuevos rubros de servicios. Debido a que la mayoría de los recursos de capital (federales y privados) se centran en nuevos edificios, la necesidad más urgente es capital de trabajo para contratar a personal y para infraestructura (informática, capacitación, operaciones financieras) que ayuden a aumentar o generar nuevas fuentes de fondos y servicios rembolsables. Las organizaciones comunitarias han solicitado préstamos, en su mayoría de aproximadamente $1 millón a $1.4 millones, y una tasa de interés de no más de 3%. Además, la estructura del préstamo es importante y requiere condiciones de pago con periodos más largos de amortización, esto es, un pago inicial reducido o postergado.

 

Las organizaciones han reportado que aplazar la reducción del monto principal uno o dos años les permitiría comenzar a prestar nuevos servicios y crear fuentes estables de fondos y oportunidades para pagar préstamos. Es esencial que haya flexibilidad con la amortización, ya que cada vez es más común que el lapso entre los servicios que prestan las organizaciones comunitarias y el momento en que reciben pago de fuentes gubernamentales por esos servicios sea de más de 90 días, y en algunos casos, las demoras son de hasta nueve meses. Al promover tipos de servicios rembolsables y nuevas fuentes de ingresos, se mejorará la estabilidad financiera de las organizaciones comunitarias, lo que permitirá que paguen el capital y los intereses para reponer los fondos de préstamos de la Fundación a fin de apoyar su misión continua.